Siete vascos en la inolvidable República Dominicana

0
23

Pedro Mardones, y los siete vascos que allí viven, nos han mostrado las impresionantes playas, la fiesta y la naturaleza del país.

<!–

Contenidos relacionados:

–>

Cuando Cristóbal Colón vislumbró las playas dominicanas por primera vez pensó que había llegado al paraíso. Aquí fundó su capital, Santo Domingo, la primera ciudad europea en el Nuevo Mundo, que conserva intacta su arquitectura colonial cinco siglos después. Desde entonces han llegado muchos vascos para disfrutar de unas vacaciones inolvidables en Punta Cana y Bávaro, en las que todo está incluido. 500 kilómetros de playas de arena blanca y mar turquesa, fiesta y naturaleza.

Antton, de Irun

Antton tiene 32 años y es de Irun. Vive en las paradisíacas playas de Bávaro, a las que se mudó hace 7 años. Estudió violín en el Conservatorio de Irun y turismo en Logroño. Llegó a Punta Cana para trabajar como recepcionista en un hotel pero nunca pensó que podría vivir de la música en el paraíso. Allí toca el violín electrónico en eventos en playas, discotecas y hoteles y a día de hoy no cambiaría la vida artística por los interminables horarios del sector turístico.

Él nos ha mostrado las playas naturales de Isla Saona, las vistas desde el columpio más alto de República Dominicana en Montaña redonda y la fiesta más latina a ritmo de merengue en la cueva discoteca imagine.

Carlos, de Donostia

Carlos es un chef donostiarra de 68 años que lleva 35 años fuera de Donostia, del barrio de Gros. Ha vivido en Hondarribia y se mudó a república Dominicana porque en Euskadi hacía mucho frío. Se mudó a Isla Margarita y abrió un restaurante, pero tuvo que volver a República Dominicana por la crisis política en Venezuela en 2000 para abrir el restaurante Donostia en Santo Domingo, que cerró. En la actualidad está casado con una venezolana y trabaja de chef en un restaurante de lujo. Su hijo es el doble medallista olímpico de vela Iker Martínez de Lizarduy. Con él hemos visitado la zona colonial de Santo Domingo, el Alcázar de Colón, donde residió Diego Colón, el hijo del descubridor.

Cristina, de Donostia

Cristina tiene 38 años y es de Donostia. Lleva una década en República Dominicana. Vive en la lujosa urbanización Casa de Campos en Alto de Chavón y trabaja en Santo Domingo en la revista Gentleman y organiza eventos. Fue la encargada de lanzar la edición de la revista ¡Hola! en República Dominicana y le encanta el paddle surf, el tenis y el yoga. Nos ha mostrado el poblado italiano de Altos de Chavón, la lujosa urbanización de Casa de Campo y una plantación de caña de azúcar.

Ibai, de Bilbao

Ibai tiene 33 años, es de Bilbao y es el chef ejecutivo de un lujoso hotel de Cap Cana, donde supervisa una decena de restaurantes. Dejó la carrera de derecho a los tres años, para aprender el oficio de cocina en Donostia con Luis Irizar. Lleva cuatro años en Punta Cana y justo allí nació su hija que tiene apenas tres años.  Ibai ha cocinado para nosotros en los fogones de su selecto hotel y nos ha presentado a su familia euskodominicana.

Patxi, de Errenteria

Patxi tiene 54 años, es de Errenteria y ha vivido 40 años en Donostialdea. Vive en Bávaro desde hace 12 años y está casado con una cubana porque vivió dos años y medio en Cuba. Con ella tiene un hijo de 5 años. En la actualidad trabaja de gerente de una empresa que distribuye productos de empresas españolas y vascas a hoteles, como TESA y Talleres Escoriaza.

Con Patxi nos hemos bañado en las playas de Bávaro y Cayo Levantado y hemos visto la República Dominicana más natural como el Avistamiento de ballenas en Samaná y un paseo a caballo por la espectacular catarata de Salto del Limón.

Eider y Marita, de Bilbao

Eider y Marita son dos bilbaínas que llevan 3 años en Santo Domingo. Eider es jefa de estudios en un colegio y Marita es encargada de calidad en una empresa de purificación de aguas. Con ellas hemos recorrido la zona colonial de Santo Domingo, el espectacular parque de los Tres Ojos en Santo Domingo y la Playa de Boca Chica, sin duda la más dominicana de todas.

Fuente eitb.eus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here