Alberto Chicote y la televisión de servicio público

0
4

Alberto Chicote regresó anotándose un sobresaliente al denunciar las barbaridades que se cometen en las cocinas de los colegios de educación especial. El cocinero no olvidará el testimonio del abuelo de una niña de trece años “con un grado de minusvalía de alrededor del el 92%”.

“El grado de calidad de la comida y de cómo se hace es verdaderamente lamentable e indigno en un colegio de una entidad pública. El interés de la familia es el bienestar de la niña. Podrá tener esa incapacidad pero le puedo asegurar que es la niña más feliz del mundo. No habla, pero se expresa y es la más feliz”. El presentador no pudo evitar derrumbarse.

Chicote también destapó la semana siguiente los crímenes alimentarios que se cometen en una institución como el Ejército español: pescado en dudoso estado, cucarachas entre el pollo, macarrones sin escurrir y fruta en mal estado. Un militar explicó que les dan “en la mayoría de los casos lo que en otros sitios no querrían o no se pondría vender en ningún sitio”.

Chicote vive el programa con “una mezcla de emoción y rabia. ¿Cómo no me voy a emocionar? Si no fuera así no tendría sangre en las venas. Si no me toca la vena este no es el trabajo que tenía que hacer”, explicó en ABC.

“Yo no decido qué programa voy a hacer y agradezco que sea así. Me gusta recibir lo justito de información y de datos, prefiero la frescura y la sorpresa. Al final, se percibe en esencia que lo estás viviendo en primera persona y hace que el espectador se identifique mucho más con lo que está ocurriendo”, señala.

En 20 Minutos explicó la rabia que siente ante según qué injusticias: “Nos encontramos gente que no es que sienta descontento, es que siente desesperación, porque se les ignora en cosas que son obvias y hay veces que no sabes si echarte a llorar o liarte a garrotazos”.

Chicote explicó en la SER que procura “atender unas denuncias o unas quejas y buscar quiénes son los máximos responsables. En algunos casos son políticos y, si hay que tocar ahí, se toca y se pregunta. Estamos hablando de casos en los que muchos de los denunciantes solo reciben silencio por parte de los máximos responsables. Yo creo que no corresponde”.

A Mario López, director de La Sexta, se le encendió la bombilla: “Me llamó, se puso en contacto con Cuarzo, que es una productora que ya tiene experiencia en ese tema, y le dimos forma. La idea era tratar temas diversos dando espacio a las reclamaciones, pero mostrando también ejemplos de quien hace las cosas bien. Porque hay quien se queja de un servicio y hay quien lo disfruta. A partir de ahí, buscar a los responsables, y hacer preguntas…“.

“Hay espacios en los que uno tiene algo más de cercanía. Si hablamos de hospitales, todos tenemos a algún familiar, amigo o conocido que ha pasado por la experiencia de un ingreso. Sin embargo, en mi círculo no tengo a ningún niño que acuda a un centro de educación especial. Uno piensa que, con nuestros impuestos, las comunidades autónomas están pendientes de resolver esto de la mejor manera posible porque estamos hablando, ojo, de uno de los colectivos más indefensos y desvalidos”, explica.

‘¿Te lo vas a comer?’ demuestra los peligros de externalizar según qué servicios. En las próximas semanas veremos los peligros gastronómicos que se sufren en residencias universitarias o los menús que sufren algunos deportistas de élite. Chapeau por el programa.

Seguro que te interesa:

No se soportaban: Nina Dobrev confiesa que no podía aguantar a Paul Wesley en el rodaje de ‘Crónicas Vampíricas’

Fuente Objetivo TV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here