Arrazola, este domingo, en “Historias a Bocados”

0
2

El programa conducido por Joseba Arguiñano conocerá a Juan Pedro Egidazu, Vanesa Calvo y Jorge Hernández.

Vídeos (1)

Este domingo, “Historias a Bocados” visitará Arrazola, barrio perteneciente al municipio vizcaíno de Atxondo. Para ello, Joseba Arguiñano se juntará con varios vecinos y vecinas de la localidad: Juan Pedro, Vanesa y Jorge.

Juan Pedro Eguidazu nació hace 71 años en el barrio de Apatamonasterio, perteneciente también al municipio de Atxondo y desde hace 12 años vive su jubilación en Arrazola. Lo primero que hará con Joseba será pasear por la llamada Vía Verde de Arrazola, que sigue el antiguo trazado de ferrocarril donde se transportaba el mineral que se extraía de esta parte de Bizkaia hace un siglo. Después, sobre la mesa puesta en el jardín del baserri familiar, degustarán callos y morros, un plato de elaboración casera cuya autoría tiene el nombre de la mujer de Juan Pedro, Teresa Bernas. Para terminar, Juan Pedro le enseñará a Joseba el taller donde elabora piezas de madera, y sus últimos trabajos.

Vanesa Calvo tiene 42 años y hace menos de dos años empezó con el proyecto Amillena Benta, un espacio en Arrazola que es bar, restaurante, espacio cultural y tienda donde se ofrece producto local ecológico. Hasta este momento se han incorporado cuatro mujeres más a Amillena: María Jose Romero, Joana Ocaña, Maitane Cabeza y Lur Moragues. Después de consumir un café en la barra del bar, Joseba acompañará a Vanesa en la elaboración de uno de los platos del Amillena, pencas rellenas con bechamel de verduras. Un plato que finalmente degustarán mientras Vanesa le cuenta a Arguiñano cuál es la filosofía del lugar, vertebrada sobre el concepto de la soberanía alimentaria, y compartirá sus “Historias a Bocados”.

Jorge Hernández tiene 26 años y es un investigador universitario salmantino que se vino hace un tiempo para Euskal Herria para hacer un doctorado en Astrofísica en la UPV-EHU. Una vez aquí se enteró de un curioso fenómeno solar que tiene que ver con Anboto y la ermita de San Roque. Y es que de vez en cuando, algunos días del año, los últimos rayos de sol atraviesan los llamados ojos del Anboto, Bentanetan y Azkilar, y pueden verse desde esta ermita de Arrazola. Este es un extraño fenómeno que Jorge logró fotografiar justo antes del primer confinamiento domiciliario provocado por la pandemia del Coronavirus, en marzo de este mismo año. Lo que está investigando Jorge en concreto es el vínculo entre la astronomía y la religión, intentado saber si tanto la ubicación como la orientación de la ermita de San Roque se decidieron así, precisamente, para poder ser testigo de este fenómeno. Pero antes de ir a la ermita y hablar de todo este curioso asunto, Jorge y Joseba se tomarán la famosa menestra que sirven en el bar Tope de Arrazola.

“Historias a Bocados” de Arrazola, este domingo, a las 20:00 horas, en ETB2 y eitb.eus.

Fuente eitb.eus