Unai Garma, ludópata rehabilitado: «Jugaba con el miedo de que si no ganaba seguía cavando mi tumba»

0
9

El joven de 27 años comenzó a apostar con solo 15 años "desde el desconocimiento y la inocencia". Su adicción le llevó a tener deudas con amigos e, incluso, a robar dinero a sus padres.