Puerto Rico es la tierra del Edén, la isla del encanto

0
3

“Vascos por el Mundo” ha conocido este rincón del caribe de la mano de los vascos Ana Belén Gutiérrez, Javier García, Begoña Costas, Javier Taboada y Ángel Urquía.

El reportero Lucas Goikoetxea y el cámara Rubén Ruiz se han desplazado al Caribe para conocer a Ana Belén, Javier García, Begoña Costas, Javier Taboada y Ángel Urquía, nuestros “Vascos por el Mundo” en la isla de Puerto Rico

La isla no es una colonia, pero se le parece. Se trata de un territorio libre asociado a los EEUU en donde usan el dólar, no pagan impuestos federales, pero tampoco pueden votar. Su capital es San Juan y conserva una de las ciudades amuralladas más antiguas de América. El laberinto de calles adoquinadas del Viejo San Juan, es por algo, Patrimonio Mundial de la Humanidad. Los boricuas llevan el ritmo en las venas y en plena calle San Sebastián se baila salsa, merengue, rumba, reggaeton, ¡y lo que haga falta!

Puerto Rico es el único rincón del Caribe en el que uno puede al mismo tiempo explorar históricas ciudades coloniales, bañarse en playas de ensueño y cruzar un auténtico bosque tropical. Nos sumergimos de la mano de nuestros vascos en las aguas turquesas de esta joya del Caribe. 

Ana Belén Gutierrez

Ana Belén Gutierrez

Hace 24 años que Ana Belén Gutiérrez llegó a San Juan de la mano de su marido puertorriqueño con el que tiene dos hijos. Esta navarra nacida en Esparza de Galar ha trabajado toda su vida como administrativa y acaba de emprender un negocio de mermeladas caseras. Ana Belén nos ha dado la bienvenida a Puerto Rico en el mercado del barrio de Santurce, al que acude para comprar frutas tropicales. En su casa hemos conocido a la familia al completo y hemos degustado la mermelada que elabora de manera artesanal. Con ella hemos descubierto el pueblo de Loíza, en donde se palpa la tradición africana de la isla y hemos asistido a un taller de bomba, la danza ancestral puertorriqueña, en plena playa. No nos hemos podido ir de San Juan sin conocer la calle San Sebastián en donde se concentra todo el ambiente nocturno y se baila salsa, merengue y reguetón.

Javier García

Javier García

Javier García Peña es de Durango y lleva 30 años en Puerto Rico. Aterrizó en San Juan en 1991 con su familia, por el trabajo de su padre, que llegó para montar una empresa editorial. Tras estudiar en EEUU volvió a Puerto Rico, abrió un club de puros y hoy en día se dedica a la venta de joyas y relojes de alta gama. Hemos visitado su negocio situado en la principal calle del Viejo San Juan y con él, además, hemos entrado en la fortaleza de San Felipe del Morro y la Catedral de San Juan, en la que está enterrado el conquistador Juan Ponce de León.

Begoña Costas

Begoña Costas

Begoña Costas es de San Sebastián y llegó hace 43 años a Ponce con su marido y sus dos hijos pequeños, Ainhoa y Asier. Su marido es boricua y entendió que podría encontrar trabajo como médico allí. Begoña ha trabajado como médico de escuela, ahora ya está jubilada y cuida de su esposo, que tiene desde hace 26 años, Parkinson. Begoña nos recibe en el centro ceremonial de Tibes, el yacimiento arqueológico más importante del Caribe. De su mano, nos hemos adentrado en la ciudad señorial de Ponce para visitar el castillo Serrallés, propiedad de una familia de origen catalán, que lleva más de un siglo dedicándose al negocio del ron. Hemos tomado un barco para visitar la desértica isla de Cardona y probamos el mofongo, el plato criollo estrella de la cocina puertorriqueña.

Javier Taboada

Javier Taboada

Javier Taboada nació en Bilbao y es dueño de una empresa de logística tecnológica. Llegó a Puerto Rico hace poco más de un año con su mujer Eva y sus dos hijas mellizas. Hasta entonces vivían en Miami y decidieron mudarse a San Juan para mejorar la calidad de vida en familia y estar más en contacto con la naturaleza. Javier nos ha abierto las puertas de su casa situada en una urbanización a pocos minutos de San Juan, con él y su familia nos hemis adentrado en el bosque tropical de El Yunque a caballo. Después, nos hemos embarcado en el yate de un amigo rumbo a la isla Vieques, para descubrir la razón por la cual llaman a Puerto Rico la isla del encanto.

Fuente eitb.eus